» Creatures of the Night.
SE NECESITAN URGENTEMENTE PERSONAJES ESTABLECIDOS & PERSONAJES MASCULINOS EN GENERAL. FAVOR DE CONSIDERARLOS SI TE VAS A REGISTRAR.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Shadow Souls TVD ../Afiliación Normal.
Sáb Jul 23, 2011 10:30 am por Invitado

» Salzburg Seelen COMIENZA LA PRIMERA TRAMA {+18} - Normal
Jue Jun 30, 2011 6:56 am por Invitado

» The After Of Breaking Dawn {normal}
Dom Mayo 15, 2011 4:24 pm por Invitado

» Sensual Seduction [Afiliacion Normal]
Lun Mayo 09, 2011 2:43 pm por Invitado

» Eliteeeeeeeeeeee :Voldemort Return! NECESITAMOS GENTE GENIAL! PERSONAJES PREESTABLECIDOS LIBRES!
Dom Abr 17, 2011 11:34 am por Invitado

» Uncanny X-men (Afiliación Normal)
Sáb Abr 16, 2011 7:47 am por Invitado

» Perdiendome por el laberinto[Deborah Almisnur]
Vie Abr 08, 2011 12:52 am por Deborah Almisnur

» As Long as I Live |Foro Nuevo| {Normal}
Sáb Abr 02, 2011 7:53 pm por Invitado

» After The Mists {Nuevo!} - Afiliación Normal ~
Vie Mar 18, 2011 11:13 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 32 el Sáb Ene 08, 2011 10:21 pm.

{Sólo por invitación de alguna administradora.}

Don't Trust Me


 The Rol Blog The Island Photobucket Carpe Retractum Gossip Girl



Wide awake in a distant dream [Maia]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wide awake in a distant dream [Maia]

Mensaje por Isabelle K. Lightwood el Sáb Ene 08, 2011 6:59 pm

Sábado 7 de Enero de 2011.
8pm – Thread entre Maia J. Roberts & Isabelle K. Lightwood

Sábado. Isabelle jamás se había sentido tan aliviada de que llegara aquel día, últimamente se sentía agotada y asfixiada de tanto subterráneo alrededor suyo, no estaba acostumbrada a ello y no esperaba acostumbrase a lo mismo jamás. Ella era mejor que ellos, lo sabía, su forma de pensar le dictaba que aquellos seres habían sido condenados por alguna razón, todo mundo le renegaba su forma de pensar y a pesar de haber conocido subterráneos agradables por el momento seguiría pensando así. Su paciencia acabaría dentro de muy poco y no había quien pudiera entenderla a excepción de su hermano Alec, claro, si es que aún existía. Isabelle moría por ver a su hermano y mientras más grande era su necesidad menos se dignaba en aparecer. Cada día, cada maldito día allí dentro ella tenía que soportar todo tipo de cosas, vampiros, licántropos y hechiceros; no quería soportarlo más tiempo, hubiera preferido quedarse en el Instituto con Hodge como maestro. Los recuerdos no dejarían de taladrarle la mente por un buen rato, jamás pensó que llegaría a extrañar a aquel viejo residente en Nueva York, claro que había algo que unía más a Izzy y a su familia en general con Hodge, estaban exiliados. Aquel tema prohibido entre los Lightwood. Una vez que sus padres de forma tan simple decidieron mandar a los hermanos mayores a la academia ella no pudo evitar pensar que había problemas con La Clave y pensaban en trasladarlos lejos de su hogar, porque definitivamente era el hogar de la ojiazul.

Estúpido lugar. No pudo haber sido peor – murmuró para sí misma, mientras comenzaba a caminar en dirección contraria a la academia. Mientras más lejos estuviera de ahí, mejor para ella. Tan pronto el Instituto desapareciera de su vista ella nuevamente, se sentiría libre. Y había muchas cosas a su favor, estos días le estaba permitido salir a los alumnos.

El silencio reinaba el momento y poco a poco Izzy comenzaba a calmarse mientras frente a sus ojos se abría la imagen del laberinto, no había algo que más anhelara que un momento. El camino comenzó a alumbrarse cuando las farolas fueron encendidas, con magia claro, una vez que la noche comenzaba a cernirse sobre ellos y el cielo poco a poco se iba llenando de estrellas. Su figura permanecía en silencio conforme avanzaba, su único interés ahora era adentrarse en el laberinto y perderse lo que restaba de la noche. Izzy se encontraba, extrañamente, en un estado melancólico, como si en verdad deseara regresar a su hogar y dejar las cosas como estaban. La tan extraña bipolaridad de Izzy se hacia notar en aquel momento, su verdadero yo poco a poco comenzar a surgir y no quería que nadie estuviera cerca de ellos cuando aquello pasara.

Y poco a poco, Isabelle comenzó a entrar al laberinto. Mientras más oscurecía el camino se hacía menos reconocible, y las probabilidades de que Izzy se cayera en algún momento incrementaban con el paso del tiempo. Pasó por lo menos 15 minutos tratando de encontrar el “centro” o corazón del laberinto y una vez que lo encontró no pudo haber estado más sorprendida. El lugar estaba adornado con más faroles e incluso algunos bancos y todo tipo de flores, pero justo en el centro se encontraba lo qué más le había llamado atención del lugar se encontraba justo en el centro. Según le habían contado un Cazador de Sombras había sido el fundador de la academia pero jamás había pensado en encontrar una estatua de Jonathan Shadowhunter ahí, se sabia la historia, desde pequeña Hodge se la había repetido más de una vez cuando apenas comenzaba con su entrenamiento y se había propuesto como meta aprendérsela y que jamás, jamás se le olvidara.

Facilis descensus averni – pronunció las palabras inscritas en la placa mientras la rozaba con suma delicadeza. Había sido demasiado cuidadosa al tocar la placa, considerándose que era Isabelle, como si fuera a desvanecerse en algún momento.

FDR: No es mi post favorito, siento que me revolví demasiado, pero prometo que el siguiente será mejor (:

........................................................................................................................................


love is a game you say, play me and put me away.

Isabelle K. Lightwood
Admin » Total Chaos

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 24/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wide awake in a distant dream [Maia]

Mensaje por Maia J. Roberts el Sáb Ene 08, 2011 10:47 pm

Se había planteado cerca de unas trescientas veintiocho veces el fugarse de éste lugar. No lo soportaba más. Quería regresar con Ryan ó por lo menos no estar aquí. No podía decir que era aburrido, pero le abrumaba el tener qué compartir el aire con otras razas; en especial sí no sabes si las sonrisas qué te dedican son en realidad 'sonrisas' ó encubren mentalidades asesinas. No es qué Maia fuese paranoíca, pero aquí no se podía estar seguro de que pensar. Sí, se tenía prohibido atacar a alguien más dentro de los límites de la academia, pero, ¿quién hacía realmente caso a ésto? Por lo menos, ella podía estar segura de qué muchos no.

Sacudió con fuerza la cabeza en un intento de dejar de pensar en ello; no valía realmente la pena. Quería rectificar lo anterior; sí que era aburrido. No tenía ganas de salir a la ciudad, pero tampoco quería permanecer dentro de la academia. Al parecer no tenía muchas opciones. Al cabo de unos minutos, decidió salir al exterior. Se dirigió primero al lago, pero al final simplemente acabó andando de aquí para allá fuera de lo que los demás llamaba 'el laberinto'. Patético, pensó Maia. Sin embargo, dio unos pasos dentro de ésta zona, intentando ver lo qué ocultaba. Setos y más setos, éso fue lo único que encontró durante los primeros 20 minutos. Decidió cambiar la ruta qué había seguido y se dirigió más hacia la izquierda. Pasó por unos arbustos más antes de llegar al centro.

Rápidamente alcanzó a vislumbrar una estatua de mármol, unas cuantas bancas y algunas plantas. No es gran cosa, le dijo a sí misma mientras caminaba un poco para obtener diferentes ángulos del amplio lugar. Su atención se fijó en la estatua; podía estar segura qué se trataba de un Nephilim, pues no se le habría construído algo así aquí en la academia a ninguna persona qué perteneciera a otra raza, de éso podía estar segura. Sin embargo, no tenía claro realmente quién era el sujeto a quién estaba dirigido el monumento; tampoco es cómo si le interesara y no se sentía culpable de ello obviamente. Alcanzó a leer, mientras entrecerraba los ojos para enfocar su visión, algo parecido a 'Shadowhunter'. Una bombilla pareció encenderse de inmediato en su interior. Ése debía ser Jonathan Shadowhunter; según contaban, el primer cazador de sombras de la historia. Le dedicó una mirada hostil a la inmóvil estatua, cómo si ésta pudiese prestarle atención de un momento a otro.

-Tenían que ser cazadores de sombras- se dijo a sí misma mientras veía el gran monumento que se alzaba frente a ella, sin notar repentinamente a la chica qué se encontraba allí. No la reconoció enseguida, pero era difícil confundir a alguien con una altura característica, y rasgos exóticos ; no cabía duda, ella era la menor de los Lightwood. Normalmente Maia no conocería siquiera el nombre de los demás, pero los de los Nephilim eran sumamente nombrados, pues según como lo veía ella, recibían mayores beneficios qué los demás y por ello era totalmente inevitable no aprenderse de memoria la mayoría de sus apellidos. Ésto la enfurecía hasta cierto punto, pues le parecía sumamente injusta toda la situación. Odiaba ver el aire de superioridad qué era característico en ellos. En toda su vida, Maia había conocido muy pocos cazadores de sombras qué no fueran egocéntricos y arrogantes; al parecer venía con el hecho de pertenecer a la especie, siempre pensaba Maia. -Nephilim- escupió con una voz amarga y baja, hablando casi para ella misma. A pesar de conocer sólo físicamente a la chica, le resultaba difícil tratarla de una forma decente. En primer lugar, porque era una cazadora de sombras, y en segundo, porque éra más arrogante de lo qué Maia estaba acostumbrada a soportar, según le habían contado. Lléndose a los términos extremistas de Maia, podríamos decir que ya tenía el odio asegurado por su parte. Desconocía su nombre, cómo casi todos los 'subterráneos' de la academia, qué era como los cazadores de sombras llamaban a los qué no eran de su especie. La mayoría de los demás Nephilim se referían a ella cómo 'Izzy', pero estaba casi segura de qué se llamaba Isabelle. Retrocedió un poco, dándole la vuelta a la estatua, para situarse frente a la chica. -Tú debes ser Isabelle Lightwood- murmuró de una forma bastante cautelosa, esperando la confirmación de ella.

Off; MUJEEEER ¬¬ Está genial el post -.- Ah oye, lo de bff's es en off-rol(? ¿no?... No me imagino a Maia tratando bien a Isa ó viceversa xd you know e.é

........................................................................................................................................

the broken clock is a comfort, it helps me sleep tonight
maybe it can stop tomorrow from stealing all my time.



i am here still waiting, though i still have my doubts
i am damaged at best, like you've already figured out.

Maia J. Roberts
i don't care || admin

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wide awake in a distant dream [Maia]

Mensaje por Isabelle K. Lightwood el Dom Ene 09, 2011 4:05 pm

Y de un momento a otro, todo cambió. La chica pronto comenzó a buscar de donde provenía aquella pronto Isabelle se veía “acompañada” por un subterráneo o en su caso una, reconocería a cualquiera que estuviera cerca de ella. Aquella chica no llevaba sus runas ni mucho menos una varita lo que le dejaba dos opciones; vampiro o licántropo. Pronto sabría quien era ella. La repugnancia que Izzy sentía no era para menos, jamás se había acostumbrado a tratarlos y no estaba en sus intenciones; para ella siempre estaría presente aquella brecha entre Nephilim, Subterráneos y Mundis. Cabe agregar que, ninguno de los otros dos eran del agrado de Isabelle, consideraba a los mundis demasiado inocentes y a los subterráneos jamás les había prestado demasiada atención.

¿Tienes algún problema con eso? –preguntó con el semblante serio, observando bien a la chica. A estas alturas debería saberse los nombres de sus compañeros pero como antes fue dicho, a Isabelle no le importaban los demás ó por lo menos aquellos con los que no había cruzado palabra alguna.

La ojiazul pronto comenzó a caminar a un punto alejado de aquella chica y se detuvo justamente donde estaban las rosas rojas y otro conjunto de flores de las cuales no conocía el nombre, sacó su estela, y a pesar de que ese no era la forma correcta, cortó una de ellas. Seguidamente escuchó el tono usado por su acompañante al nombrar a su raza, eso no pudo haber divertido más a la chica logrando formar en ella una sonrisa, su característica sonrisa de lado. Su mente le decía que contestara y no tentara a la suerte, pero ella jamás hacia caso, en verdad esperaba tentarla y hacerla enojar; con un solo gruñido lograría delatarla. Quería que mostrará su forma más animal, alguien con apariencia humana pero con actos involuntariamente animales; Hodge había logrado enseñarle “tácticas” para reconocerles , pero emplearlas en verdad aburriría a Izzy. Jugar con una subterránea parecía ser la cura para su melancolía y no es que no lo hubiera hecho antes. Isabelle podría clasificarse como experta.

Afortunadamente – la respuesta salió disparada de sus labios, su orgullo era intocable y que ella hubiera pronunciado aquello con tanta amargura solo ayudaba a incrementar su ego - Subterránea ¿O me equivoco? – y una vez dicho esto una carcajada brotó de sus labios, todos sabían como eran llamados por los Nephilim, y no era para menos, aunque aquello no significara que se sintieran cómodos con ello. Más diversión para Izzy.

Y luego de unos segundo oyó su nombre a medida que comenzaba a deslizarse por un lado para luego salir del otro. No era de sorprenderse. Tanto los nombres como apellidos de los cazadores estaban en boca de todo, cómo seres que podrían matarles convivían con ellos día y noche para su desgracia, pero aquella chica no temía, su rabia provocaba en Isabelle la mayor de las satisfacciones. Ella sabia lo que los demás hablaban, el mayor de los rumores era que los Nephilim contaban con ciertos privilegios que lo demás desafortunadamente no tenían. Pronto Isabelle comenzó a pensar en como cambiarían las cosas si supieran que eran igual de desdichados que ellos o peor aún, sufrían verdaderamente más que ellos y para su propia desdicha, Izzy contaba como uno de ellos. No había persona que deseara más un pronto regreso a su hogar que ella misma. Y la disposición de Isabelle por lograr su cometido era enorme, pero claro debía romper cada una de las reglas para así poder regresar a su hogar; el único problema en su plan era que no contaba con ayuda suficiente para romper todas esas reglas y fuera o no su culpa siempre terminaran culpándola a ella. Pero pronto una magnifica idea se le vino a la mente, pero claro, no había nadie mejor para ayudarle que la chica frente a ella; su odio por los Nephilim la impulsaría sin duda a ayudarla y mientras menos cazadores hubiera tal vez mejor serían las cosas.

La única e irrepetible – sonrió de manera espectacular una vez que termino de hablar. Si deseaba salir de allí más le valía optar por comportarse de otro manera si necesitaba ayuda. Ella sería su próximo objetivo- ¿Tú eres?

FDR: Pues, ya veremos. De hecho podrían llegar a ser amigas si Izzy y ella se conocen, y como ella necesitará su ayuda.... sí, se me ocurrió ahorita xd

........................................................................................................................................


love is a game you say, play me and put me away.

Isabelle K. Lightwood
Admin » Total Chaos

Mensajes : 198
Fecha de inscripción : 24/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wide awake in a distant dream [Maia]

Mensaje por Maia J. Roberts el Dom Ene 09, 2011 9:07 pm

De pronto, se sintió estúpida por el hecho de que conocía el nombre de la chica. Pero no lo conocería si no fuera repetido unas treinta veces al día, se consoló a sí misma. Y no era precisamente para hablar de lo 'buenos' qué eran los Nephilim qué siempre se pronunciaban sus nombres; la mayoría del tiempo era para chismear sobre ellos y encontrar sus debilidades ó defectos. Cómo si a mí realmente me importara ésa basura, pensó Maia. Aún cuando conocía la forma de actuar de los cazadores de sombras, jamás se había dejado intimidar por aquella apariencia feroz qué los catacterizaba; ni siquiera por ésas runas qué te advertían desde lejos qué ellos eran especialmente buenos luchando. Y tenía varios motivos para ello; ella tampoco era mala luchadora, hasta se consideraba buena. Además, no aceptaría una sóla humillación, así viniese de quién viniese; estaba acostumbrada a devolver el 'golpe', aumentando la intensidad si parecía necesario.

Vió como la tal Isabelle se alejaba, mientras le parecía inevitable alzar una ceja. En respuesta, ella se dirigió hacia el otro extremo opuesto, quedando ambas chicas separadas por la totalidad del terreno qué cubría el pequeño prado. Se recostó perezosamente sobre un seto, mientras sacaba su encendedor y lo hacía girar juguetonamente en sus dedos. Observó lo que hacía Isabelle con aparente desinterés, hasta qué reconoció aquel instrumento que los Nephilim usaban, hecho de un material blanquecino y qué parecía destellar. Maia usualmente olvidaba el nombre de éste, pues no es que realmente le interesara. Es una estela, se recordó a sí misma. Volvió a concentrarse en lo que la otra chica hacía, entrecerrando los ojos. Creída, murmuró en voz baja para qué nadie más qué ella misma pudiera escucharlo. Ella anteriormente le había hecho una pregunta, qué Maia evidentemente aún no contestaba y estaba planteándose la idea de lo hacerlo; de ignorarla por completo mientras estuviera por aquí. Porque claro, ella había llegado primero, pero Maia no se iría aún cuando había llegado después. Pero después de un rato de incómodo silencio, ella fue quién decidió romperlo.

-No, de ninguna manera- soltó mientras suspiraba pesadamente. De hecho sí, querría haberle dicho pero decidió que no sería la mejor respuesta después de todo. -Afortunadamente, sí- coincidió Maia. Estaba acostumbrada a lidiar con cazadores de sombras y sabía cómo eran; no la habría soportado de no haber sabido lo qué era.

Escuchó atentamente, sin inmutarse de cómo la llamaba 'subterránea'; estaba más que acostumbrada a ello. Le dedicó una sonrisa envenenada y no desmintió aquello. -Estás en lo correcto- la miró divertida; eran obvias sus intenciones de fastidiarla poco a poco. Aunque faltaba qué Maia accediera a su patético juego. No, definitivamente no sería así. La observó en silencio, viéndo como ésta adquiría una expresión pensativa.

Casi revienta en una risa al escuchar sú comentario de qué era 'única e irrepetible', pero se contuvo totalmente. Podrás sentirte así, pero no significa que lo seas, se dijo Maia a sí misma, reprimiendo el deseo de gritárselo a la cara. Fingió un teatral bostezo, llevándose una mano a la boca para hacerlo más real y luego se volvió hacia la otra chica. -Claro, si tú lo dices- pronunció la última palabra con un tono cantarín y sarcástico. -¿De verdad importa?- contestó con una voz serena cuándo Isabelle le preguntó quién era. Le dedicó una mirada fiera, pero aún con una sonrisa en su rostro. Concéntrate en qué puedo romper tú nariz de una patada, era lo qué quería decirle a la chica en ésos momentos. Sin embargo, se refrenó. Eso era exactamente lo qué buscaba; sacar su lado más hostil y animal para hacerla quedar en ridículo. Pero quizá no sabía qué existía algo llamado autocontrol, y éso Maia lo tenía de sobra. Sin embargo, advirtió un tono más cortés en la voz de Isabelle cuando pronunció ésas últimas palabras. Quiere algo de tí, dijo la parte más racional del cerebro de Maia. Y era obvio qué tenía razón. Estaba lista para dar la respuesta 'Lo siento, no interesa en lo absoluto' de ser necesario, cuándo de repente algo hizo 'clic' en su mente. Ella quizá esté tan desesperada cómo tú de salir de aquí, que podría rebajarse a pedir ayuda, pensó Maia. Pero claro, aún no sabía si tenía la suficiente fuerza cómo para aceptar hacer un trato con alguien qué pocos minutos atrás se dirigió hacia ella con un tono de voz despectivo y llamándola 'subterránea'. No había sido un bueno comienzo después de todo.

........................................................................................................................................

the broken clock is a comfort, it helps me sleep tonight
maybe it can stop tomorrow from stealing all my time.



i am here still waiting, though i still have my doubts
i am damaged at best, like you've already figured out.

Maia J. Roberts
i don't care || admin

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Wide awake in a distant dream [Maia]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:22 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.