» Creatures of the Night.
SE NECESITAN URGENTEMENTE PERSONAJES ESTABLECIDOS & PERSONAJES MASCULINOS EN GENERAL. FAVOR DE CONSIDERARLOS SI TE VAS A REGISTRAR.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Shadow Souls TVD ../Afiliación Normal.
Sáb Jul 23, 2011 10:30 am por Invitado

» Salzburg Seelen COMIENZA LA PRIMERA TRAMA {+18} - Normal
Jue Jun 30, 2011 6:56 am por Invitado

» The After Of Breaking Dawn {normal}
Dom Mayo 15, 2011 4:24 pm por Invitado

» Sensual Seduction [Afiliacion Normal]
Lun Mayo 09, 2011 2:43 pm por Invitado

» Eliteeeeeeeeeeee :Voldemort Return! NECESITAMOS GENTE GENIAL! PERSONAJES PREESTABLECIDOS LIBRES!
Dom Abr 17, 2011 11:34 am por Invitado

» Uncanny X-men (Afiliación Normal)
Sáb Abr 16, 2011 7:47 am por Invitado

» Perdiendome por el laberinto[Deborah Almisnur]
Vie Abr 08, 2011 12:52 am por Deborah Almisnur

» As Long as I Live |Foro Nuevo| {Normal}
Sáb Abr 02, 2011 7:53 pm por Invitado

» After The Mists {Nuevo!} - Afiliación Normal ~
Vie Mar 18, 2011 11:13 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 32 el Sáb Ene 08, 2011 10:21 pm.

{Sólo por invitación de alguna administradora.}

Don't Trust Me


 The Rol Blog The Island Photobucket Carpe Retractum Gossip Girl



Las almas oscuras resplandecen en la noche {Maia}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las almas oscuras resplandecen en la noche {Maia}

Mensaje por Damon Salvatore el Dom Ene 09, 2011 3:03 am

Damon caminaba lentamente serpenteando los enormes árboles del bosque que había sido bautizado como "Bosque Oscuro",dale, la gente de ahora parecía no tener imaginación para eso de nombrar lugares, sí, era demasiado evidente que el maldito bosque era oscuro, pero Damon pensaba que debían ser un poquito más creativos e inventar algo nuevo. Siempre lo mismo, lo más obvio, lo más falto de imaginación. Pero aun así el nombre no era lo peor de todo el asunto, si no la fama que le habían hecho al bosque ese de cuarta. Todos en Parkstone le tenían miedo, huían de ese lugar como niños asustados que le temen a las sombra y eso le parecía de lo más ridículo al vampiro, ¿Qué se suponía que era lo peor que podía salir por ahí? Porque, si de algo estaba seguro, es que no había nada peor que él. Y no lo decía por sentirse la gran cosa, muy en el fondo y dejando de lado esa faceta arrogante que tenía, Damon reconocía que era una porquería, con esa manera de ser tan crecida, con ese genio y esa forma de responder a los demás, de hacerles la vida imposible. Pero el vampiro no tenía ya ningún remordimiento, él podía aceptarlo y lo más cínico era que le gustaba, le gustaba ser tal y como era en esos momentos.

Sonrió de lado con malicia mientras dejaba atrás el conjunto de árboles y se denetía a unos cuantos metros del lago, se preguntó entonces que hacía ahí y fue como si un flash le iluminara de repente. Quería estar solo. Más solo que lo común por supuesto, quería estar sin nadie a su alrededor, en un espacio grande donde pudiera gritar y que se escuchara su eco, justamente eso. Pero aún así no sabía porque había elegido como su destino el lago, el agua no era algo que pudiera agradarle a Damon y mucho menos por el daño que podía causarle, aunque para ser sinceros eso no le podía afectar en esos momentos, estaba en Parkstone ¿Quien carajos iba a querer hacerle algo aprovechando la vulnerabilidad que tenía hacia el agua? "─¿Y quién no, Damon?─" Su mente le respondió al instante, no era exageración el decir que la mayoria de los residentes de Parkstone detestaban a Damon y no dudarían en aprovecharse de la cercanía del agua para atacar al vampiro, pero eso a él le tenía sin cuidado pues Damon no podía más que regocijarse por su gran fama creada a base de su mala reputación, en vez de hacerle sentir mal le incrementaban el ego y era algo que tal vez no les convenía del todo, lástima por ellos.

Aun sumudo en sus pensamientos el vampiro dió unas cuantas zancadas más y llegó casí a la orilla del lago, en automático metió las manos a sus bolsillos y su mirada se quedó fija en el agua, que ahora era un espejo perfecto de la noche oscura, sin luna, sin estrellas, sin absolutamente nada. Solo esa alma vacía que era la de Damon, tan oscura que le hacía juego a la noche y que sorprendentemente parecía brillar entre tanta oscuridad a pesar de estar rodeado de tanta negrura, él era lo único sobresaliente ahí y fue entonces cuando se sintió solo, en paz y jodidamente solo como había querido, ahora podía sacar a la luz a ese Damon que pocos conocían, el Damon que había sido una vez, antes de que todo ocurriera, antes de que una mujer le cambiara la vida y lo convirtiera en el cruel vampiro que era ahora.

Damon Salvatore

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las almas oscuras resplandecen en la noche {Maia}

Mensaje por Maia J. Roberts el Dom Ene 09, 2011 3:58 pm

Hoy, Maia tenía ganas de hacer algo diferente. Totalmente diferente. Se había planteado varias opciones, pero la qué más le llamaba la atención era la de ir a lo qué los demás llamaban 'Bosque Oscuro'. Y tenía algunas razones para ello; la primera era qué quería comprobar realmente si era tan aterrador cómo algunos decían. Y la segunda, porque necesitaba de un tiempo a solas para aclarar la mayoría de sus pensamientos. Éstos días habían sido algo difíciles para ella; no estaba acostumbrada a tratar con otras personas de la forma qué se requería aquí. No le gustaba en lo absoluto tener qué dar cuentas a los demás de lo que hacía; Maia era más que un espíritu libre. Se sentía cómo acorralada en la academia. Es por ello que en las últimas semanas, no se había dedicado más que a gritarle a los demás y descargar su frustración en ellos. De cierta forma éso le ayudaba.

A última hora, optó por buscar a alguien que la acompañara, para así tener con quién desahogarse si la cosa del 'desbloqueo personal' no salía como ella planeaba; pues entonces habría ido al bosque para nada. Por ello había decidido invitar a Hermione, su compañera de cuarto, a qué la acompañase a dar el paseo por el bosque, sin embargo ésta última pronuncio con fatiga y un ligero brillo de nerviosismo en los ojos, las palabras 'No deberías ir allí; es peligroso y algo podría ocurrirte'. Maia sin embargo, se limitó a ignorarla y grabarse una nota mental la cuál decía 'Hermione; cobarde', estando casi segura de qué el motivo por el cuál le había dicho lo anterior, era simplemente porque obviamente no iba a acompañarla y quizá sintiera alguna culpa de dejarla ir completamente sola. Y bueno, también estaba Rosalie, pero en éstos momentos no tenía ganas de estar escuchando todo el tiempo sobre su gran colección de zapatos de diseñador ó cual lápiz labial hacía mejor juego con su tono de piel y ojos.

Maia no podía entender el motivo del porqué la gente temía tanto de aquel lugar. Era cierto qué el nombre no había sido la mejor elección, pues 'Bosque Oscuro' definitivamente sería el sinónimo perfecto de un gran cartel de neón que anunciaba 'PELIGRO'. Aún así, a Maia lejos de causarle miedo, la incitaba a dar el gran paso y adentrarse en ése patético bosque. Seguramente sobreestiman lo qué en verdad hay allí adentro, se repetía una y otra vez la chica con un tono burlón. Y cómo era más que obvio qué menos de la mitad del alumnado realmente se había atrevido a entrar en el lugar, no se podía estar seguro si las leyendas qué contaban de éste eran ciertas o una total farsa. Pero cómo Maia no era cómo los demás, no se iba a dejar intimidar por los rumores que corrían por allí.

Salió casi corriendo de la academia, inhalando frenéticamente el aire libre. Está bien; entonces tendré que ir sola, se dijo a sí misma finalmente una tanto molesta. Emprendió el camino hacia el bosque, con un paso rápido, esperando internarse en la oscuridad de éste lo más rápido posible. Maldición, murmuró Maia para sí misma mientras intentaba prender el cigarro qué tenía en la boca con el encendedor. Éste último parecía negarse rotundamente a hacerlo. Estaba claro qué en ningún instituto o academia dejaban fumar a sus alumnos, y aunque por lo general ella no éra de esas personas qué esperas ver fumando todo el tiempo, tenía una inevitable atracción hacia lo prohibido. Decidió darle una última oportunidad al encendedor. Nada. Magnífico, pensó. Balancéo su brazo hacia atrás y fugazmente hacia adelante de nuevo, soltándo intencionalmente con el movimiento, el objeto inservible qué tenia en la mano. Esperó un rato antes de escuchar el característico sonido de cuándo algo cae al agua. Sonrió con suficiencia, preguntándose qué tan lejos estaría el lago. Se tomó su tiempo, caminando lentamente -con su propia denominación de de lo qué es 'lento', claro está-, tomándole cerca de unos 10 minutos más llegar a dónde terminaba el inmenso camino de grandes y verdes árboles. Se detuvo en seco cuando se percató de que alguien más estaba en el lago y se apresuró a esconderse tras un gran árbol, ocultándose totalmente entre las sombras. Enfocó la vista para poder visualizar con claridad la figura notablemente masculina qué se mantenía de pie a orillas del agua. El bosque por las mañanas era oscuro, pero por la noche estaba totalmente sumido en las tinieblas.

Era imposible reconocer al chico desde la ubicación de Maia, pues estaba de espaldas a ella. Decidió rodear silenciosamente el claro qué tenia enfrente y cuando estuvo suficientemente cerca -aunque aún ligeramente oculta- cómo para adivinar la identidad del sujeto, soltó un bajo gruñido. No podía ser más desafortunada y tener qué encontrarse aquí precisamente con él. Seguro qué Damon ya sabía qué ella se encontraba allí, y probablemente pensaba que estaba espiándolo; pero sin embargo él ni siquiera se movió y permaneció en su sitio con expresión relajada.

Off: Prometo qué el próximo post será mejor. xd

........................................................................................................................................

the broken clock is a comfort, it helps me sleep tonight
maybe it can stop tomorrow from stealing all my time.



i am here still waiting, though i still have my doubts
i am damaged at best, like you've already figured out.

Maia J. Roberts
i don't care || admin

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las almas oscuras resplandecen en la noche {Maia}

Mensaje por Damon Salvatore el Jue Ene 13, 2011 12:48 am

Damon se mantenía de pie frente al lago con las manos en los bolsillos de la chaqueta y con la mirada fija en lo que había después del lago, empezaba otro bosque. ¿Acaso era interminable? De pronto le entro curiosidad y se preguntó cuan grande sería aquel lugar, aunque de primera sabía que nada le iba a sorprender y mucho menos aquel bosque, si ni siquiera su nombresucho le había hecho efecto alguno, nada tan insignificante como lo era su tamaño lo haría. Damon en el fondo había esperado con encontrarse con algo entretenido ahí, habían toda clase de leyendas y aunque él se las había pasado de largo no perdía las ganas de que algo apareciera por ahí, pero todo seguía exactamente igual como lo encontró, en calma y sin ninguna promesa de peligro cercana, vaya decepción. Siguió sin darle importancia a aquel factor y se concentro en lo que había a su alrededor, el silencio era tan ensordecedor a comparación de los tantos gritos y murmullos en los que Damon se veía envuelto a diario que si no fuera vampiro podría jurar que hasta se podrían oír los latidos de su corazón. Aunque de igual manera eso no importaría, aquel sonido de su corazón latir nunca había significado nada para él, ni siquiera porque eso quería decir que estaba vivo, Damon desde que era humano se había mostrado como una persona distante y fría, sin corazón, carente de sentimientos, podría decirse como muerto en vida y no fue hasta que ella apareció que Damon pareció vivir de verdad, aquellos sentimientos que habían sido inexistentes alguna vez, nacieron, para que a final de cuenta, esos mismos sentimientos se lo jodieran.

El vampiro sacudió la cabeza y dejó atrás el tema, estaba relativamente de buenas y no le apetecía pensar en su pasado, que, aunque ya no tuviera peso y significado para él, le ponía de un humor bastante especial, y aunque rara vez Damon se preocupara por su humor, hoy no quería saber nada de él, solo de lo que había a su alrededor y nada más. Era absurdo, si, talvez, pero estaba llegando a su límite y necesitaba relajarse, pensar estando de malas solo le hacía enojarse más, además que Damon adoraba estar de ese humor tan chispeante que todos "disfrutaban", le daba más diversión a su vida y le entretenía, después de tantos años viviendo solo eso le entretenía, lo demás eran simple cosas pasajeras, como las mujeres, las fiestas, el sexo... aunque disfrutaba bastante de ellos, con el tiempo solo eran cosas sin valor, pero el hecho de que su mente se mantuviera despierta y ágil al momento de una conversación le gustaba al vampiro, era ingenioso y le agradaba ver la reacción de todas las demás personas, que, por lo regular se molestaban. Mucho mejor para él, se decía; hacer molestar a los demás y sacarlos de sus casillas era uno de sus más grandes placeres, Damon era de esas personas que hacen cualquier cosa por caerles mal a medio mundo y disfrutaba de ello hasta el tope, le gustaba su manera de vivir y mucho más cómo era visto por los demás, lo odiaban pero al mismo tiempo no podían evitar cegarse ante él, envidiarlo, desearlo, querer ser cómo él.

Con una sonrisa llena de malicia y sin despegar la vista, que aun estaba clavada en el otro lado del lago, Damon sacó de su chaqueta una cajetilla de cigarros, con agilidad sacó uno y al mismo tiempo volvió a guardar la cajetilla, comenzó a buscar el encededor, en los bolsillos de la chaqueta, después en el pantalón y en ese momento recordó que lo había dejado botado por ahí, en algún lugar de la habitación cuando una despampanante chica se colo en la torre de hombros y apareció en su habitación. Ya, ahora sabía porque no traía el jodido encendedor. Suspiro innecesariamente mientras jugueteaba con el cigarro pasandolo entre sus dedos y dandole vueltas, tenía que encontrar manera alguna de prender el maldito cigarro y no era opción volver a la academia. Algo más debería ocurrirsele o el plan se iría a la mierda, había estado casi todo el día sin probar cigarro y ahora que tenía la oportunidad, la tiraba a la basura por falta de recursos, muy inteligente de su parte.

Cuando se decidía a tirar el cigarro, un objeto brillante paso a su lado volando por los aires y calló apenas en la orilla del lago, el vampiro enarcó una ceja y miró con atención aquel objeto que había caido de la nada y cuando pudo detectar bien su forma se dió cuenta que era por lo que había estando rogando. En un ligero movimiento tomo el encendedor entre sus manos y trato de echar llama, pero el encendedor no cedía, Damon intentó con más fuerza hasta que con apenas una chispa pudo prender el cigarro, sonrió con satisfacción y guardo el objeto casi inservible en su pantalón, mientras su mente pensaba que había sido un regalo divino, muy gracioso sería si de verdad fuera divino, seguramente si existia un cielo, todos odiarian a Damon allá, cosa que le hacía sentirse todavía más animado. Se llevó el cigarro a los labios y le dió una profunda calada, antes de que se lograra apagar, daba igual de donde había salido el encendedor, el caso era que ya había solucionado su problema y ahora disfrutaba de el vicio.

Estaba a punto de dar otra calada al cigarro cuando un pequeño sonido a sus espaldas le hizo detenerse... así que por fin había algo ahí, la cosa no podía ponerse mejor. Damon se mantuvo quieto y en silencio, tratando de investigar por el aroma de qué se trataba, y cuando lo supo, en vez de maldecir por su mala suerte, sonrió por lo que estaba por venir. -No sabía que eras de esas chicas a las que les gusta esconderse, Maia- dijo lo suficientemente fuerte para que la loba lo escuchara, con un tono de voz que comenzaba a sonar como de burla. -Ahora el lobo feroz le tiene miedo al vampiro, vaya sorpresa, me imaginaba que eras un poquito más valiente, error de mi parte- comentó con todo el sarcasmo del mundo, esperando que la chica reaccionara y saliera de donde estaba para enfrentarlo.



Off: Perdona por la tardanza, no me salía nada de respuesta -.- Y lo mismo te digo, el próximo será mejor, ando seco.

Damon Salvatore

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 03/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las almas oscuras resplandecen en la noche {Maia}

Mensaje por Maia J. Roberts el Jue Ene 13, 2011 9:17 pm

El verdor oscuro estaba empezando a ponerla enferma, podía sentirse a sí misma poniéndose más pálida de lo normal. El viento soplaba con poca fuerza alrededor de ella, haciéndo que las ramas de los árboles cercanos danzaran espontáneamente con un tenue silbido de origen desconocido para Maia, cómo música de fondo. Agradeció el no haber traído un suéter o algo parecido, pues hubiese sido más que un estorbo para ella. Aún cuando el invierno estaba cerca, el aire se conservaba cálido y ligeramente húmedo, haciéndo que la ropa de Maia se pegara más de lo necesario a ella. Contando su elevada temperatura interna, ella parecía siempre estar en verano, vistiéndo cosas que dejaban al descubierto la mayor parte de su piel, cómo sus hombros y piernas. Y no es qué gustara de ser una exhibicionista, pero tampoco sería agradable estar empapada en sudor todo el tiempo. Es más, éso le parecía algo desagradable. Se preguntó cuánto más tardaría Damon en dirigirle uno de sus típicos é inútiles comentarios sarcásticos. Y cómo por arte de magia, allí aparecía uno. 'No sabía que eras de esas chicas a las que les gusta esconderse, Maia', repitió ella gesticulando con la boca más sin embargo ningún sonido salía de ésta. No pudo evitar rodar los ojos. Requirió de toda su paciencia y gran fuerza de autocontrol el no ir dónde Damon y plantarle un buen golpe cerca de la mandíbula; por lo menos descansaría de sus patéticas frases aunque fuese por dos segundos. Pero Maia realmente no era así; no se dejaba llevar la mayoría de las veces por sus instintos, lo cuál era bueno, pues teniendo en cuenta su fuerte carácter, seguro parecería una bestia todo el tiempo. Pero había algo con Damon, algo en la relación -si se podía llamar de ésa forma- entre ambos que la hacía perder el control de toda situación. No era para nada agradable para Maia, pero probablemente sí lo fuera para Damon, pues éra el quién la mayoría del tiempo lograba sacarla de sus casillas con más facilidad.

Tachando de la imaginaria lista la tentadora oferta del golpe, habría preferido ignorarlo, salir ahí cómo si nada y fingir el típico 'oh, no sabía que estabas por allí'. Pero pensó que probablemente Damon lo vería cómo un acto de cobardía de su parte. Y cobarde éra una de las palabras qué no estaban en el diccionario personal de Maia. Aún asi, no le habría importado de haber sido cualquier otra persona quién se encontrara del otro lado de áquel espesor de árboles y arbustos. Pero cómo no era cualquier persona, no podía hacer cualquier cosa. Tenía que enfrentarlo, por su propio orgullo. Y no es qué no tuviese otros motivos por los cuál hacerlo; ella detestaba a Damon y no le daría el gusto de quedarse con una imágen probablemente equivocada de quién era realmente Maia. ¿Quería una guerra? Pues iba a tenerla. Y nadie aseguraba qué fuese justa.

Se acercó a él en menos de lo que duraría una exhalación, haciéndosele borrosa la vista durante el acto. Llegó por atrás y se inclinó sobre el chico para susurrarle en el oído. -Hay muchísimas cosas que aún no sabes de mí, Damon- dijo en un murmullo apenas audible, pronunciando su nombre más lento de lo necesario, aún cuando normalmente preferiría llamarlo sólo por su apellido. Reprimió una sonrisa de satisfacción cuándo percibió cómo Damon se estremecía ligeramente; seguramente un mundano no se habría dado cuenta de ello, y era ahora cuándo Maia le veía algo de bueno a su condición de licántropo, que agudizaba automáticamente sus sentidos. Se alejó antes de qué él pudiese agregar algo a la conversación, queriéndo estar ahora de frente. -Aunque no te aseguro qué tengas el gusto de conocerlas en un futuro muy cercano- le sonrió de manera burlona, aunque ésta felicidad repentina se desvaneció un poco cuándo escuchó su otro comentario. Soltó una carcajada ácida y sin humor. -A falta de otro sentimiento, tú quisieras aunque sea despertar miedo en mí, ¿no es así?- comentó con un aire distraído, dejándo implícito un 'No estarás hablando en serio, ¿o sí?' en el simple tono de su voz. Otros sentimientos había, pero no iba a gritárselo a la cara tampoco. -Y no tendría que haberme 'ocultado' para más bien tratar de identificarte, si tú físico fuera algo más que común porque de otra forma te habría reconocido fácilmente, ¿comprendes?- soltó, en un intento de herir el ego de Damon. Sabía que a él realmente le interesaba su aspecto, y aunque quizá lo negara, de algún modo le afectaba lo que había dicho ella. Y aunque ésto no fuera del todo cierto, Maia no iba a admitir abiertamente qué al observar junto al lago aquella figura alta y atlética -que momentos atrás le daba la espalda-, la primera persona qué había cruzado por su mente había sido él; la humanidad no necesitaba de un Damon más arrogante.

Ella observó qué el también tenía un cigarro. A diferencia de qué el suyo estaba encendido, y el de Maia evidentemente no. Se preguntó si traería el encendedor consigo. Si fuese así, estaba completamente segura de qué no querría prestárselo; ó al menos no gratis. Ésta vez fue su turno de estremecerse. Damon jamás le había propuesto nada indecoroso, pero ella estaba segura -y todos los demás en la academia también- de qué sus formas 'de pago' no eran exactamente las qué uno se esperaría. Maia levantó la mano que sostenía su cigarro hasta la altura de su rostro y la cerró con fuerza en un puño. Cuando volvió a abrirla, el cigarro se había esfumado; en su lugar había un montón de polvo con colores mezclados. Sonrió inocentemente y arrojó el polvo a un costado, observando cómo el viento se lo llevaba lejos. Al diablo con el espíritu ambiental, se dijo a sí misma para después de un rato, mirar fijamente los ojos claros de Damon, cómo esperando una respuesta a todo lo demás.

Off: No te preocupes xd Yo igual estoy medio seca e.é

........................................................................................................................................

the broken clock is a comfort, it helps me sleep tonight
maybe it can stop tomorrow from stealing all my time.



i am here still waiting, though i still have my doubts
i am damaged at best, like you've already figured out.

Maia J. Roberts
i don't care || admin

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las almas oscuras resplandecen en la noche {Maia}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:16 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.