» Creatures of the Night.
SE NECESITAN URGENTEMENTE PERSONAJES ESTABLECIDOS & PERSONAJES MASCULINOS EN GENERAL. FAVOR DE CONSIDERARLOS SI TE VAS A REGISTRAR.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Shadow Souls TVD ../Afiliación Normal.
Sáb Jul 23, 2011 10:30 am por Invitado

» Salzburg Seelen COMIENZA LA PRIMERA TRAMA {+18} - Normal
Jue Jun 30, 2011 6:56 am por Invitado

» The After Of Breaking Dawn {normal}
Dom Mayo 15, 2011 4:24 pm por Invitado

» Sensual Seduction [Afiliacion Normal]
Lun Mayo 09, 2011 2:43 pm por Invitado

» Eliteeeeeeeeeeee :Voldemort Return! NECESITAMOS GENTE GENIAL! PERSONAJES PREESTABLECIDOS LIBRES!
Dom Abr 17, 2011 11:34 am por Invitado

» Uncanny X-men (Afiliación Normal)
Sáb Abr 16, 2011 7:47 am por Invitado

» Perdiendome por el laberinto[Deborah Almisnur]
Vie Abr 08, 2011 12:52 am por Deborah Almisnur

» As Long as I Live |Foro Nuevo| {Normal}
Sáb Abr 02, 2011 7:53 pm por Invitado

» After The Mists {Nuevo!} - Afiliación Normal ~
Vie Mar 18, 2011 11:13 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 32 el Sáb Ene 08, 2011 10:21 pm.

{Sólo por invitación de alguna administradora.}

Don't Trust Me


 The Rol Blog The Island Photobucket Carpe Retractum Gossip Girl



# Maia Jaydé Roberts.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

# Maia Jaydé Roberts.

Mensaje por Maia J. Roberts el Lun Ene 03, 2011 9:09 pm

BÁSICOS

Nombre Completo: Maia Jaydé Roberts Hallman
Apodos: Los detesta, así que no.

Raza: Licántropo

Edad: 17 años
Fecha de Nacimiento: 27 de octubre, 1993
Fecha de Transformación: Cerca de 2007

DESCRIPCIONES


Física:
KayaScodelario.:


Psicológica:
CLICK:
“-Eres...
-¿Sí?
-Es cómo si...
-Continúa.
-No puedo hacerlo, no sé que decir de tí.”

Quizá la única palabra que podría servir de algo si tratáramos de describir a Maia, sin duda sería indescriptible. Tiene muchas caras y a la vez sólo una, no se le puede considerar bipolar pero tampoco podemos estar seguros de qué es totalmente normal. Así es ella; desconcertante por naturaleza, con ésa actitud fría e indiferente adquirida con los años y una vida qué siempre parece llevar un tinte de tragedia. Irremediablemente impulsiva, hace lo qué le viene en gana sin detenerse a pensárselo dos veces, y sin tener en cuenta las consecuencias qué sus actos le puedan traer. Con su cara de póker siempre presente, podrías decir qué es alguien insensible y tal vez lo sea en cierta forma, pero lo único que trata de lograr es encerrarse dentro de ella misma y formar barreras inquebrantables en torno a sus sentimientos, para así evitar el daño qué otros puedan causarle, ayudándose mediante su tan característica conducta hostil. Descarga sus emociones negativas con cualquiera qué se le ponga enfrente, deleitándose con el dolor ajeno para ocultar el suyo propio. Es bastante directa y probablemente jamás tengas el gusto de verla dudar ni un sólo segundo pues sus decisiones son bastante concretas, precisas y determinadas. Tiene un carácter bastante fuerte y autoritario; odia cuando las cosas no salen cómo ella lo planea y constantemente culpa por ello a alguien más. Detesta a las personas demasiado superficiales; las cree huecas y con falta de personalidad a raíz de ello.

“-Maia, me preguntaba si quisieras...
-No.
-Tal vel podríamos ir algún día...
-No.
-Ni siquiera me has dejado hablar.
-Lo sé.
-¿Qué quieres decir con éso?
-Mira; no me interesa. Punto. Supéralo.”

En su diccionario personal, la palabra 'amor' no existe ni existirá jamás; como bien ella dice, jamás necesitarás de lo qué nunca has tenido. Se aprovecha de ello en su fase de rompecorazones; podría bajarte la luna y las estrellas con sólo un dulce pestañeo de ésos ojos azules y segundos después, hacer añicos todas tus ilusiones mostrándote la sonrisa más envenenada qué pueda darte. Cuando muy remotamente podría llegar a sentir algo fuera de lo normal por alguien, logra esconderlo fácilmente y sin ningún esfuerzo, comportándose cómo un auténtico témpano de hielo, volviéndo a su conocida cara de póker, para no dejar traslucir ésas emociones que siempre trata de reprimir.

“-Eres la persona más maleducada que conozco.
-Ajá...
-¿Y bien? ¿No dirás nada al respecto?
-¡Oh si! Casi lo olvido; gracias por el cumplido, corazón.”

Pocas veces verás salir de su boca un 'perdón' o 'lo siento', pues en éste aspecto es bastante orgullosa; odia tener qué pedir disculpas por algo, así que mejor no lo hace frecuentemente, importándole verdaderamente poco qué opinen los demás de ésto. Y aunque, por lo general suele tener la razón, cuando no es así jamás lo reconocerá abiertamente gracias a su gran soberbia. Igualmente, detesta sentirse en deuda con alguien, sólo la hace sentir vulnerable y poco capaz de valerse por sí misma.

“-Eres tan diferente a los demás.
-Claro, asi soy.
-Digo, te vas siempre a los extremos.
-Éso es algo qué forma parte de ser genial.”

No conocerás persona más extremista que Maia; con ella jamás encontrarás puntos intermedios. Es sumamente exagerada y dramática, siempre tiende a adoptar actitudes ó ideas que eleven la intensidad real de los hechos. Adora llevar la contraria a todos, y al igual qué con sacar de quicio a los demás, siente una gran satisfacción con ello.

“-Maia, ¿estás llorando?
-Lárgate.
-Tomaré éso como un sí.
-¡HE DICHO QUÉ TE LARGUES, INÚTIL!”

Otra cosa qué aborrece, agregándose a su gran lista, es el hecho de qué la vean llorar. Éstos son los únicos momentos en que puede liberarse de ésa gran tensión qué la consume, a ella y a su ya muy resquebrajado corazón, y que prefiere mantener en secreto, intentando conservar siempre en los demás ésa imagen de chica ruda a la qué no le interesa nada, ésa chica despectiva qué sin duda te hará creer que es mucho para tí, aún cuando probablemente no sea cierto. A pesar de todo y a fin de cuentas, podemos decir qué Maia no es más que un alma bastante atormentada; ya sea por recuerdos del pasado ó por acontecimientos del presente, y sea cuál sea ésa razón del derramar de sus lágrimas, jamás te lo dejará saber.

OTROS

Gustos:
~Los cigarrillos.
~El olor a lluvia.
~Cualquier cosa dulce, en especial los helados.
~Molestar a los demás, hacerles la vida imposible.
~Llevarle la contraria a todos.


Odios:
~En parte, los Nephilim. Los cree bastante presumidos, cosa qué le incomoda bastante.
~Qué la vean llorar, cómo ya se dijo antes.
~Sentirse débil y/o vulnerable.
~Deberle favores a alguien.
~Las personas huecas y superficiales.


Familia:
~Frank Roberts // Padre.
~Suzanne Hallman // Madre.
~Evan Roberts // Hermano Mayor.
~Sophie Roberts // Hermana Menor.


Historia:
CLICK:
Maia
“You wanna know, know that it doesn't hurt me?”

Nació en Houston, Texas una tarde sumamente lluviosa, quizá siendo presagio de lo neblinosa y oscura que se tornaría su vida después, quién sabe. Maia vino al mundo siendo la segunda hija del matrimonio Roberts, justo un año después de su hermano mayor, Evan. Varios años después, nació Sophie, su hermana menor. Su vida jamás fue color de rosa, sus padres peleaban constantemente, finalmente decidiendo divorciarse cuando Maia tenía 11 años. En ése entonces, ella se volvió más cerrada, escondiéndo sus sentimientos, pero estaba muy lejos aún de ser en lo qué se ha convertido ahora...

Evan
“And if I only could, make a deal with God and get him to swap our places.”

Él era el hermano mayor, sin embargo a Maia siempre le pareció un poco infantil, pareciendo ella la más madura todo el tiempo. Cuándo Evan iba a cumplir 15 años -y ella tenía 14-, unos amigos habían decidido jugarle una especie de broma. Lo llevaron al bosque, para meterle un buen susto, inventándo qué irían solamente a hacer una fogata y charlar un rato. Maia aún asi, jamás confió demasiado en ellos y sentía que algo iba mal, por lo qué los siguió sin que se dieran cuenta. Algo al parecer, se salió de control; se encontraron con una manada de licántropos y aún cuando quisieran hacer algo, habían entrado en su territorio y no había vuelta atrás. La manada, salvaje y brutal, mató a toda la pandilla de amigos, incluyendo a Evan. Maia, quién se encontraba tras un árbol observando la sangrienta escena, fué atacada por uno de ésos gigantescos lobos también, pero no lo suficiente cómo para ser asesinada. Aún asi, había recibido varias mordidas y comenzaba a pensar qué eso estaba mal. No fué hasta un día de luna llena cuándo se dió cuenta de ello; ahora ella también era una de ésas monstruosas bestias qué habían acabado con Evan. Se odió instantáneamente desde qué descubrió su condición; odiaba lo qué era y lo qué ello significaba. Ella suponía que no sería jamás capaz de ser normal otra vez, se imaginaba comportándose de ahora en adelante, cómo un salvaje animal. A pesar de sus pensamientos y temores, no fué cómo ella creía; seguía siendo la misma Maia de antes, su aspecto era exactamente el mismo; pero algo no se sentía bien dentro de ella. Cada vez qué llegaba el día en qué debía transformarse, recordaba a Evan; su rostro, su cómica personalidad, incluso cómo se marcaban los hoyuelos en sus mejillas cada vez qué sonreía. No volvería a verlo jamás, nunca. Ésa idea la llenó de frustración por dentro; ella pudo haber hecho algo para evitar aquéllo, algo qué le hubiese salvado la vida a su hermano. Desde ése momento, se volvió bastante insensible, siempre tratando de alejarse de la demás gente.

Darien
“He reveals deep and hidden things; he knows what lies in darkness, and light dwells with him.”

Tiempo después de lo sucedido con su hermano, aún no habiéndolo superado, se topó con un chico. Pero no parecía cualquier chico, el parecía cómo una especie de Dios mitológico; no sólo era guapo, sino también hermoso, ó más bien, poseía una belleza inhumana, capaz de deslumbrar a cualquiera, hasta a la fría e indiferente Maia. Podía hacerla congelar, con su delicada e hipnotizante voz, haciendo qué hasta las palabras más simples y corrientes, sonaran bellísimas saliendo de sus labios. Cómo cualquier otra chica lo hubiese hecho cayó rendida a sus pies, pensando qué se había enamorado cuando más bien era fascinación la qué sentía por el chico qué respondía al nombre de Darien. Accedió a ser su pareja cuándo el se lo pidió, sin darse cuenta de qué problablemente éso sería lo peor que jamás pudo hacer. Sin duda éra un fracaso cómo licántropo, pues jamás se dió cuenta de quién realmente era Darien; un demonio mayor, quiénes poseen forma de humanos y actúan cómo tales. Aún asi, cuando ella descubrió lo qué el era y qué posiblemente querría algo de ella, intentó matarlo inconscientemente, pues ésa era su naturaleza. Obviamente, falló, pues siendo Darien un demonio mayor, no podría haberlo aniquilado sola. Sin embargo, ésta acción despertó la ira hostil del muchacho; llevó a Maia a un almacén abandonado, encerrándola en una especie de jaula extraña, parecía obvio qué sabía lo que ella era, pues las barras de ésta prisión personal eran totalmente de plata, no había forma para ella de salir de ahí. Al otro lado de la ciudad, Darien se encontraba posiblemente torturando a la familia de la chica, para después matarlos a todos, incluyendo a la pequeña Sophie, de sólo 6 años. Se dió cuenta en ése entonces, qué todo el deslumbramiento que ella llamaba “amor” por Darien, había desaparecido completamente cómo si sólo hubiese formado parte de un hechizo qué se desvanecía al chasquear los dedos; pues ahora lo único que sentía por Darien éra odio, un odio bastante profundo. Habían pasado al menos tres días cuando el demonio regresó a dónde estaba la chica, quién contaba con varias quemaduras allí donde en medio de la desesperación, había tratado de arrancar los barrotes de plata qué la mantenían cautiva, sólamente con la fuerza de sus manos, dejándole extrañas cicatrices. Sin embargo, él lucía completamente impecable, cómo de costumbre, a pesar de qué su traje de colores claros, estaba salpicado completamente de sangre. Maia se estremeció, pues sabía a quién pertenecía. Y se estremeció más violentamente, al darse cuenta qué todo ésto había sido culpa de ella. Siempre era su culpa; podía evitar el dolor ajeno, pero allí estaba, impulsiva y arrebatada, haciendo lo primero que cruzaba por su mente. Si hubiese advertido a Evan de qué algo iba mal, él aún seguiría con vida. Si no hubiese intentado de matar a Darien, mi familia aún seguiría con vida. Palabras qué se repetía mentalmente, cómo tratando de incrustarlas a la fuerza dentro de su mente.

Parkstone
“If i only could; be running up that road, be running up that hill”

Darien finalmente la dejó libre, no sin antes obviamente recordarle qué “volvería por ella”. No lo pensó dos veces y huyó; huyó lo más lejos qué sus patas de forma lobuna le permitieron. Ella asumía que debería estar ahora cerca de Nevada. No era tanta distancia cómo habría querido poner entre Darien y ella, pero sería suficiente por ahora. Extrañamente, se sentía segura allí; incluso encontró una manada y se unió a ella. Para ése entonces, Maia tenía apenas cumplidos los 16 años. El líder, Ryan; un hombre de mediana edad, desde el primer momento la trató como si fuese su hermana menor, y ella empezó a sentir una especie de cariño fraternal creciendo por él. Tiempo después, descubrió haberse convertido en una excepcional cazadora de demonios -no tan buena cómo un Nephilim, pero por algo se empieza-, pues cada vez que se topaba accidentalmente con alguno, imaginaba la cara de Darien en él y era irremediable para ella matarlo. También consiguió aprender a controlar sus transformaciones en lobo, de modo qué la luna llena no le afectara tanto, llegando al punto en qué ésta no causaba ya ningún efecto en ella.

No habría querido abandonar a Ryan, pero a él llegó un comunicado, de una tal academia Parkstone, qué solictaba a Maia cómo alumna. Ella por supuesto, se negó al instante; no quería asistir a ninguna academia, y mucho menos si a ella asistían también otras criaturas. Sin embargo, terminó accediendo a regañadientes y sólo por petición de Ryan, quién argumentó qué se sentiría realmente orgulloso de ella si fuese allí.

........................................................................................................................................

the broken clock is a comfort, it helps me sleep tonight
maybe it can stop tomorrow from stealing all my time.



i am here still waiting, though i still have my doubts
i am damaged at best, like you've already figured out.

Maia J. Roberts
i don't care || admin

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 23/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.