» Creatures of the Night.
SE NECESITAN URGENTEMENTE PERSONAJES ESTABLECIDOS & PERSONAJES MASCULINOS EN GENERAL. FAVOR DE CONSIDERARLOS SI TE VAS A REGISTRAR.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Shadow Souls TVD ../Afiliación Normal.
Sáb Jul 23, 2011 10:30 am por Invitado

» Salzburg Seelen COMIENZA LA PRIMERA TRAMA {+18} - Normal
Jue Jun 30, 2011 6:56 am por Invitado

» The After Of Breaking Dawn {normal}
Dom Mayo 15, 2011 4:24 pm por Invitado

» Sensual Seduction [Afiliacion Normal]
Lun Mayo 09, 2011 2:43 pm por Invitado

» Eliteeeeeeeeeeee :Voldemort Return! NECESITAMOS GENTE GENIAL! PERSONAJES PREESTABLECIDOS LIBRES!
Dom Abr 17, 2011 11:34 am por Invitado

» Uncanny X-men (Afiliación Normal)
Sáb Abr 16, 2011 7:47 am por Invitado

» Perdiendome por el laberinto[Deborah Almisnur]
Vie Abr 08, 2011 12:52 am por Deborah Almisnur

» As Long as I Live |Foro Nuevo| {Normal}
Sáb Abr 02, 2011 7:53 pm por Invitado

» After The Mists {Nuevo!} - Afiliación Normal ~
Vie Mar 18, 2011 11:13 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 32 el Sáb Ene 08, 2011 10:21 pm.

{Sólo por invitación de alguna administradora.}

Don't Trust Me


 The Rol Blog The Island Photobucket Carpe Retractum Gossip Girl



Lobos y ángeles. [Svetlana Rumanov]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lobos y ángeles. [Svetlana Rumanov]

Mensaje por Sean O. Khan el Lun Ene 17, 2011 12:03 am

La luna se había hecho presente en la noche. El sol había desparecido de los cielos, los cuales una vez supe habitar, hacía varias horas ya. Un millar de níveos puntitos decoraban la delicada y agradable pintura que suponía el cielo estrellado. Parecía que el universo se había complotado en mi contra, haciéndome recordar mediante cada ínfima cosa lo mucho que había perdido, lo mucho que amaba lo que me habían robado, y lo irreemplazable que era lo que había sido privado de.
Suspiré e intenté focalizar mi completa atención en el motivo por el cual no había finalizado con mi ardua y miserable vida con anterioridad, con el fin de ponerle un punto final a la agonía que ella suponía. Y no me costó demasiado encontrar en los recovecos de mi mente la cara de aquella persona, si puede ser considerada de aquella manera, quien me había arrebatado todo lo que tenía. El rencor y la furia brotaron de mi interior, cual abrasador calor producto de cientos de soles. Mis manos comenzaron a temblar, estremecimientos recorrían mi columna a la vez que de mis ojos brotaban lágrimas de frustración e ira; en ese momento sentía que debía gritar, desquitarme, destruir cada cosa que se interpusiera en mi camino, cada obstáculo que se presentase en el trayecto de mi venganza. Y luego, sin previo aviso, pude ver con una claridad impensada el rostro de mi difunta amada, el cual me rehusaba a dejar ir. Acto seguido, mi cuerpo dejo de tiritar y todos mis músculos se relajaron y la paz se apoderó de mí. Desafortunadamente la sensación duró unos cuantos segundos, después de ella, la amargura me inundó nuevamente.
Dejé escapar un leve suspiro al mismo tiempo que repasaba lo que acababa de sucederme una y otra vez. Había sido feliz fracciones de segundos luego de muchísimo tiempo, y estaba dispuesto a vivir una experiencia similar próximamente. Así que, a pesar del dolor que venía adjunto, repasé en mi mente todos los momentos que había compartido con mi difunta amada, Marie. Pocos segundos demoré en notar de lo mucho que disfrutamos de la playa, del oleaje, del sol, y del amor a fin de cuentas.
Otro suspiro escapó de mi boca, un sabio una vez me dijo que un suspiro no es más que un fragmento de alma que huye, que se libera de la prisión qu es el cuerpo. Curioso que aún tuviera alma, ¿no?
Tomé algo de dinero, mi clásico chaleco y salí del lugar en el que me hospedaba, dispuesto a atravesar una situación similar a la que acababa de vivir. Mis pies se movían casi automáticamente, creando un nuevo camino rumbo a la playa a cada paso que daba. Sumido en mis pensamientos y posibles conjeturas sobre el asunto, siquiera percibí la presencia de demás personas; bueno, después de todo eran insignificantes para mí.
Unos cuantos minutos luego, mis zapatos se ensuciaron con la característica arena de la playa de Venecia haciendo honor a la ciudad en Italia con el mismo nombre. Mis ojos rápidamente se posaron en el océano, en las olas testarudas rompiendo, en el visible reflejo de la luna en el obscuro mar. Aguardé en silencio, con vastas esperanzas de revivir aquel momento pero la decepción llegó instantaneamente y una lágrima surcó mi mejilla.

Sean O. Khan

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 11/01/2011
Localización : Por aquí, por allá.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.