» Creatures of the Night.
SE NECESITAN URGENTEMENTE PERSONAJES ESTABLECIDOS & PERSONAJES MASCULINOS EN GENERAL. FAVOR DE CONSIDERARLOS SI TE VAS A REGISTRAR.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Shadow Souls TVD ../Afiliación Normal.
Sáb Jul 23, 2011 10:30 am por Invitado

» Salzburg Seelen COMIENZA LA PRIMERA TRAMA {+18} - Normal
Jue Jun 30, 2011 6:56 am por Invitado

» The After Of Breaking Dawn {normal}
Dom Mayo 15, 2011 4:24 pm por Invitado

» Sensual Seduction [Afiliacion Normal]
Lun Mayo 09, 2011 2:43 pm por Invitado

» Eliteeeeeeeeeeee :Voldemort Return! NECESITAMOS GENTE GENIAL! PERSONAJES PREESTABLECIDOS LIBRES!
Dom Abr 17, 2011 11:34 am por Invitado

» Uncanny X-men (Afiliación Normal)
Sáb Abr 16, 2011 7:47 am por Invitado

» Perdiendome por el laberinto[Deborah Almisnur]
Vie Abr 08, 2011 12:52 am por Deborah Almisnur

» As Long as I Live |Foro Nuevo| {Normal}
Sáb Abr 02, 2011 7:53 pm por Invitado

» After The Mists {Nuevo!} - Afiliación Normal ~
Vie Mar 18, 2011 11:13 am por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 32 el Sáb Ene 08, 2011 10:21 pm.

{Sólo por invitación de alguna administradora.}

Don't Trust Me


 The Rol Blog The Island Photobucket Carpe Retractum Gossip Girl



it will never be the same no more { aaron }

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

it will never be the same no more { aaron }

Mensaje por Ruby K. Talbot el Jue Ene 27, 2011 11:37 am

En el aeropuerto lo único que encontrabas eran salidas y llegadas, algo que no me molestaba en absoluto ya que si me encontraba en aquel lugar era simplemente para contemplar el espectáculo, para encontrarme de lleno con todo aquello. Podías ver como la gente se desmoronaba en menos de un segundo, y entonces se abrazaban hasta que casi se rompían las costillas los unos a los otros y se separaban con lágrimas en los ojos y con la respiración agitada. Yo no sabía nada de ellos, no les conocía, ni siquiera les había visto antes, pero en aquellos momentos pasaban a ser transparentes, se dejaban llevar por sus emociones como nunca lo habían hecho antes y se mostraban tal y como eran, no ocultaban nada. Nada en absoluto y cualquier persona que lo observara con detenimiento -en este caso yo- podría darse cuenta de algo así.

En las llegadas también se podían dejar ver unas cuantas lágrimas, aunque solían ser siempre de alegría. En el momento del reencuentro amplias sonrisas y muchísimas preguntas llenaban la conversación. Las miradas eran rápidas, analizando cada milímetro del rostro del otro, intentando averiguar en qué había cambiado esa persona desde que se marchó. Nunca sabía cuánto tiempo hacía que no se veían, ni qué relación exactamente tenían esas personas que ahora se desvivían por contarse todo tipo de cosas, no sabía nada, yo simplemente me quedaba allí quieta, parada, y observaba los movimientos de cada uno y la forma en que se olvidaban de todo lo que había alrededor para derrochar todos aquellos sentimientos que inundaban sus cuerpos vivos, con alma, entregándose al máximo.

Estaba sentada en uno de los tantos asientos que había allí para descansar mientras esperabas que se oyera tu vuelo por megafonía, apartada de todos los demás y disimulando. Era difícil hacerlo cuando no llevaba ni siquiera un bolso, pero la verdad es que allí eso no me importaba en absoluto, de todas formas nadie se fijaba en mí. Vestía unos tejanos ajustados y algo rasgados, unas nike altas y blancas, con el logo de la marca en un color púrpura bastante intenso, una camiseta de manga corta de color negro, básica y una cazadora por encima, aunque realmente podría pasar tranquilamente sin ella, la temperatura era bastante buena. Había decidido dejarme el pelo suelto, lo llevaba a media espalda y de un color castaño oscuro casi rozando el negro. A lo largo de mi vida lo había llevado de diferentes formas, ya que cuando eres un demonio te conviertes en alguien inmortal y además quedas atrapado en tu "yo" del pasado por mucho tiempo que pase para los demás, y el aburrimiento se apodera de ti, por tanto, necesitas algunos cambios.

Uno de esos cambios era este, el de sentarme en aquella butaca a observar a todos. Era un cambio necesario para mí. Cuando estaba viva, viva de verdad, siempre había tenido amigos, siempre había tenido a gente a mi alrededor y aunque no hablara por los codos -porque odio a esa clase de personas, aunque siempre puede haber una excepción- me consideraba una chica fácil de querer, y desde que ya no era yo había tenido a poca gente a mi lado y esa parte que va con todos los seres humanos, la euforia, esa tristeza, ese dolor vital empezaba a desaparecer de una forma lenta pero bastante notable. No era una persona vieja y podía sentir dentro de mí como algo seguía allí, como si no quisiera abandonar mi cuerpo, pero no podía sacarlo. Quería sentirme más humana aunque en el fondo sabía que aquello ya no pasaría y por eso me acercaba hasta el aeropuerto, porque viéndoles a todos ellos no olvidaba lo que era, o por lo menos intentaba no olvidar lo que fui. Seguí sentada allí, con expresión seria, las piernas cruzadas y sin perder detalle de todo lo que estaba ocurriendo.

Ruby K. Talbot

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 23/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: it will never be the same no more { aaron }

Mensaje por Aaron Kozlov el Jue Ene 27, 2011 4:24 pm

No se había planteado la idea de dar una vuelta por los Ángeles y salir de Parkstone hasta que se vio saliendo por la entrada principal de la Academia. Estaba pensativo y aburrido porque no había recibido noticias de su hermana con la carta que envió hacia días. Nada de interesante le había sucedido. Y empezaba a estudiar y a llevar a cabo maneras para poder divertirse.

Quisiera o no al joven licántropo le agobiaba la Academia aunque tuviera sus salidas por los exteriores para cazar entre otras cosas. Se subió el cuello de su cazadora sin tener nada de frío, pero tampoco le acaloraba para irse hacia la ciudad. ¿Razón? ¿Tenía que haberla? Caminó tranquilo observando a los humanos que pasaban por su lado. Algunos se paraban en los escaparates, entraban en tiendas o tomaban algo en las terrazas al aire libre. La idea de entrar en alguno de esos bares le cautivó pero tanto humano congregado le llegó a perturbar y a desorientar. Estaba justo en el centro de la ciudad y sentía que su estómago le reclamaba.

Consiguió alejarse del bullicio de personas que no veían unos minutos de sosiego en sus vidas. Con las manos en los bolsillos entró en el aeropuerto. Ese no era otro lugar mucho más adecuados para huir del gentío puesto que aquí incluso se juntaban muchos más humanos al despegar o aterrizar un vuelo. Se acercó a la primera cafetería que vio y pidió un café. Tras pagarlo decidió sentarse en los asientos. Recordaba este aeropuerto muy bien porque aquí fue donde pisó California por primera vez hacia una semana y poco más.

Aaron contempló a las personas con maletas un rato corto hasta que fijó sus ojos marrones en una chica a dos asientos más a la derecha. Estaba sola y no parecía que se fuera a ir a ninguna parte dado que no vio equipaje por ninguna parte. Miro su café, dio un sorbo y aprovechó para levantarse y sentarse a su lado en uno de los muchos asientos más, sin preguntar si podría o no. Quizás poca cortesía por su parte ya que no la conocía de nada pero su rostro serio y su mirada fijada en la multitud hizo que se interesase por ella. Tardó algún minuto en articular sus labios tras apoyar un antebrazo hacia atrás mientras con la otra mano sujetaba su café todavía caliente mirándola de reojo.

-¿Esperando a alguien?-sonrió de forma amistosa.Sabía que quizás su pregunta podría ser respondida de dos maneras, con un silencio incómodo o con una afirmación/negación.

De todas formas, lo había hecho con la intención de hablar con alguien, que mas daba como fuera el caso era distraerse un rato. No la miró cuando preguntó aquello sino que fijo su rostro hacia la gente que se desplazaba de un lado a otro del LAX.


Última edición por Aaron Kozlov el Dom Ene 30, 2011 8:17 am, editado 1 vez

Aaron Kozlov

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 08/01/2011
Localización : Por ahí, donde me apetezca estar.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: it will never be the same no more { aaron }

Mensaje por Ruby K. Talbot el Jue Ene 27, 2011 6:19 pm

Paralizada como una estatua seguía allí cuando de repente sentí la presencia de alguien. No quise mirar quien era al principio, no quería girar la cabeza totalmente de forma descarada y mirarle o mirarla -porque ni siquiera sabía si era un chico o una chica- de forma que le asustara, simplemente esperaría. Realmente no esperaba ni estaba en mis planes que algo como aquello sucediera, que alguien se sentara a mi lado de repente y todo aquello, me pasaba la vida en el aeropuerto y nunca nadie había sentido interés por mí, así que digamos que todo aquello me pilló por sorpresa, no sabía muy bien qué hacer. Miré de reojo, era un chico. Estaba pensando mil cosas cuando en realidad solamente se había sentado allí, aún ni siquiera me había dirigido la palabra, es decir, quizás él en realidad ni quería hablar conmigo ni nada, simplemente no quería estar de pie.

Todo aquello me estaba distrayendo de lo que era mi objetivo al acercarme a aquel lugar, y lo hizo aún más cuando mi nuevo compañero se dignó a hablar. Me preguntó que si esperaba a alguien, con una sonrisa. No le estaba mirando directamente pero le vigilaba por el rabillo del ojo y podía ver sus dientes y su gesto amistoso. Aparte de aquello también pude observar que llevaba un café en la mano. Curioso, hacía tiempo que no bebía café. Giré mi cabeza hacia él y le sonreí, primero sin decir nada. En realidad era porque estaba pensando qué decirle. Había varias opciones, decirle que sí, que estaba esperando a alguien, decirle simplemente que no y comportarme como alguien que no era y además aplastarle cuando había sido bastante simpático o decirle la verdad ocultando algunos detalles. Me decanté por la última opción intentando no parecer estúpida al tener que pensarme más de treinta segundos la respuesta. Miré hacia un lado y después le volví a mirar. - No exactamente. Sólo estoy. - le dije encogiéndome de hombros, en un tono simpático, para nada agresivo, sino todo lo contrario.

Sin saber muy bien qué decir, ya que no le conocía de nada y nunca había sido una tipa demasiado charlatana, fruncí un poco el ceño y le miré, descruzando las piernas y levantándome del asiento. - Un minuto. - le dije con una leve sonrisa, y después me dirigí hacia la cafetería que había allí al lado. No quería un café, es decir, no lo quería realmente, no lo iba a comprar porque me apeteciera, solo quería tener unos segundos para pensar con claridad. A veces ni siquiera me entendía. Quería que la gente se acercara a mí, es decir, quería tener a alguien a mi lado y entonces cuando alguien se acercaba a mí no sabía muy bien cómo actuar. Era estúpido porque en realidad tenía casi cincuenta años y me comportaba como si aún fuera la chica de veintitrés, pero se me hacía difícil, era solo eso.

Cogí el café esperando que el chico no se hubiera tomado a mal aquello de que me hubiera levantado de repente y me dirigí al asiento en el que estaba antes. Me senté y me giré un poco hacia él, ya que íbamos a hablar pensaba mirarle. Y ya que no lo conocía y él no sabía qué era yo ni tampoco quién era quizás le decía la verdad. - Perdón, me has dado envidia. - le dije señalando su café y el mío. Era mentira, no me había dado envidia, había sido estrategia idiota, pero bueno, él no tenía por qué saberlo y, además, había sido por una buena causa. - Sólo estoy aquí para observar. - le dije mirando hacia todos los lados. Decir aquello en voz alta no sonaba bien. - Suena como si estuviera loca, pero no . - le aclaré, dando un sorbo al café. Aquello era como nada, comer, era como no hacer nada. Mi único alimento eran las almas, aunque intentaba no hacerlo demasiado. - ¿Y tú? ¿Qué haces tú? - le pregunté, dirigiendo una rápida y ágil mirada hacia la gente que seguía llegando y marchándose y después al chico sentado a mi lado, esperando una respuesta, que saliera corriendo o un comentario grosero, esperando cualquier acción.

Ruby K. Talbot

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 23/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: it will never be the same no more { aaron }

Mensaje por Aaron Kozlov el Dom Ene 30, 2011 8:16 am

Pasaron unos segundos antes de que Aaron mirase fijamente a la joven. Pudo sentir los latidos de su corazón acompasados, nada inusual cuando se trataba de estar cerca de una persona y prestaba un poco de atención y dejaba de lado los demás sonidos. Los ruidos de aquél lugar no cesarían en absoluto ya que el aeropuerto precisamente era una zona de paso de mucha gente. Pudo observar los ojos castaños de la joven cuando ésta hizo lo mismo y le miró.

El joven dio un sorbo corto a su café a la par que lo saboreaba. Se preguntó si quizás había cohibido a la chica o molestado por lo que sin decir nada más cogió su cuchara y empezó a remover el café apoyando sus codos en sus rodillas. Al fin el sonido de una melodiosa voz, hizo que regresaran sus ojos a mirar el rostro de la chica casi de soslayo por si su presencia le incomodaba. Alzó sus cejas ante las palabras de la muchacha y soltó una risilla entre dientes casi inaudible. Quería responderle algo pero sólo se limitó a la sonrisa que duró breves segundos.

Para cuando Aaron estuvo dispuesto a seguir preguntándole o decirle algo, la joven de pelo castaño se levantó de su asiento. Él asintió extrañado por saber qué iría a hacer. La miró lo más disimuladamente posible aunque la perdió de vista en una ocasión por un grupo de escolares que pasaron delante suyo. Presintió misterio en la chica pero no se movió y esperó a que volviera de la cafetería. La simple impresión que le daba era de una humana con un atrayente aroma, pero no supo porqué había algo más detrás de aquello. Cuando se sentó Aaron giró su rostro al completo pero su cuerpo seguía sentada en dirección al frente.

-No sabía que los cafés antojaran-comentó risueño de pasada sin esperar contestación, lo cierto es que lo dijo para romper un poco esa frialdad primeriza que solía haber entre gente que se estaban conociendo. Sin dejar de mirarla echó una hojeada rápida al aeropuerto y en el hombre que se sentó detrás pero que no le hizo caso alguno. Negó rápidamente la cabeza cuando la chica soltó aquello de que sonaba loco a lo de estar observando.-A mí no me suena a idea estúpida-confesó elevando sus hombros y volvió a reclinar la espalda en el respaldo del asiento. Meditó unos segundos antes de decirle a la chica algo a sus preguntas.-¿Ahora? Mirarte-soltó tan campante y se humedeció los labios saboreando lo que quedaba de café. Otro trago pasó por su garganta antes de seguir.-Y conocerte...-tensó sus labios y soltó una carcajada.

No había mentido en ningún momento y su hubiera dicho algo más común como ‘esperar a alguien’ o ‘también observo’ hubiera sido pura farsa. Y se decantó por la verdad pura aunque se lo tomase como se lo tomase la chica. Porque tampoco tenía mucho por contar. Quizás se levantaría ignorándole quizás le tomara por un chico extraño. Él estaba tranquilo y le apetecía charlar y bromear un rato.

Le tendió su mano en cuanto cayó en que no sabía su nombre. Siempre se olvidaba de presentarse antes que nada.-Por cierto soy Aaron, un gusto si quieres que me vaya sólo dilo, supongo que no todos los días alguien se te acerca como si nada-se terminó el café y miró la papelera más cercana. Aprovechó que nadie pasaba en ese momento para levantar el brazo y tirar el plástico.

Aaron Kozlov

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 08/01/2011
Localización : Por ahí, donde me apetezca estar.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: it will never be the same no more { aaron }

Mensaje por Ruby K. Talbot el Dom Ene 30, 2011 9:46 am

Así que ahora lo que estaba haciendo aquí era mirarme y conocerme. Nunca había sido demasiado buena para aceptar cumplidos y para todo aquel tema amoroso porque siempre había sido demasiado "tiquismiquis" escogiendo a la gente con la que me metía en la cama. Después de que me dijera aquello simplemente le miré y le sonreí levemente, de forma tímida. Es que me daba vergüenza, pero se agradecía que alguien te dijera esas cosas. Bajé la mirada unos instantes y después volví a mirarle para ver como el chico se presentaba y me tendía la mano, mientras con la otra tiraba un papel a la basura. - Triple para Aaron. - le dije. Entonces estiré mi brazo y estrechamos manos. - Yo soy Ruby. - hice una pausa y volví a coger el café con las dos manos, estaba caliente y yo tenía las manos congeladas, siempre estaban congeladas. No sabía por qué era exactamente, pero que estaba casi vacía por dentro se podía notar cuando me tocabas, o a veces incluso cuando me mirabas.

Era algo extraño porque nosotros, los demonios, se suponía que éramos así porque era una especie de técnica de camuflaje, se suponía que lo que no queríamos era ser descubiertos, pero realmente se notaba. No directamente, pero éramos diferentes. Me apresuré a contestar a Aaron a su pregunta indirecta escondida en su presentación. - No, no. Quédate, no me molestas para nada. - Le dije asintiendo con la cabeza ligeramente y sonriendo. - Se agradece la compañía. - Sí, se agradecía su compañía porque además se le veía un tipo muy agradable, aunque estábamos en un aeropuerto, haciendo nada en realidad, no nos conocíamos de nada -aunque de hecho, como él había dicho antes, lo estábamos haciendo, estábamos conociendo allí- y yo no era una chica muy dada a las palabras, nunca lo había sido y creo que ya no cambiaría mi forma de ser por mucho que lo intentara. O por lo menos eso es lo que esperaba, antes que tener que sufrir una transformación total en alguien que nunca quise ser.

Suspiré sonoramente ante aquella situación del no saber que decir por poder sonar como una persona demasiado mayor -que era realmente yo-, por poder sonar demasiado infantil debido a mi pésima forma de actuar o sonar demasiado borde. Después de aquel suspiro di un largo sorbo al café, que aún estaba lleno hasta la mitad, y me giré hacia él. - No soy demasiado charlatana, lo siento. - le dije riendo un poco y encogiéndome de hombros. Siempre me había parecido demasiado peliculero aquello, quiero decir, eso de estar sentado y de repente aparece alguien que se presenta, tú te presentas y de repente sois amigos de toda la vida y podéis hablar tranquilamente de todo, de lo más personal. No sé, yo no era así, yo no me entregaba totalmente al primero que se me pasaba por la calle. Sí que era verdad que cuando alguien me caía bien le trataba como si fuera un amigo, pero bueno, digamos que hacía tiempo que no tenía amigos debido a mis continuos cambio de residencia y que no fui una fiesta con patas a la que le gustara ser el centro de atención.

Por primera vez desde que el chico se había sentado a mi lado me digné a mirarle disimulada pero fijamente y analizarle. Se le veía un tipo amable por la expresión de su cara, por la forma en que decía las cosas y sus gestos. Estaba bastante fuerte, me preguntaba si iría al gimnasio o sería de esa clase de personas que simplemente es así, que no necesita la ayuda de ninguna máquina ni de poner su cuerpo al límite. Ojos grandes y simpáticos, labios nada finos pero sin llegar a la exageración y su nariz creaba un completo equilibrio. Tragué saliva y dije algo, dije algo porque no pensaba quedarme callada todo el rato que estuviera allí, no quería desperdiciar la oportunidad de hacer algún amigo, de tener algo de vida social. - Podrías ayudarme un poco, ¿no? - le dije, primero seria. Le aguanté la mirada unos segundos y después solté una carcajada. - Era broma, no te preocupes. - negué un poco con la cabeza y le volví a mirar. - No soy la clase de chica con la que desearías haberte sentado en un aeropuerto, pero bueno, qué se le va a hacer. - Me encogí de hombros y me pareció ver un insecto en mi mano, o algo así, el caso es que me sobresalté y el café fue a parar al chico de al lado, a Aaron. Ahora pensaría que lo había hecho a propósito, pero no era así. Simplemente era una miedica sin remedio. - Bueno, por lo menos ya estaba frío. - le dije intentando quitar importancia al asunto. Metí la mano en el bolsillo y le tendí pañuelos para poder limpiarse el estropicio que yo había hecho. - Te lo compensaré, tienes derecho a hacerme a hablar. - le dije mientras me pasaba una mano por la cara. Era un completo desastre.

Ruby K. Talbot

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 23/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: it will never be the same no more { aaron }

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:21 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.